Home / Aventuras / libro ¡Rumbo a poniente! del autor Charles Kingsley
leer Libro gratis ¡Rumbo a poniente! del autor Charles Kingsley del genero Aventuras

libro ¡Rumbo a poniente! del autor Charles Kingsley

Leer Online y Descarga Gratis el libro ¡Rumbo a poniente! de Charles Kingsley y del genero Aventuras ,disponible en formato Epub y Pdf

En tiempos de Su Graciosa Majestad Isabel I, Gran Bretaña le disputa a España el dominio del mar. Piratas como Francis Drake obtienen los favores de su Reina atacando a los barcos españoles procedentes de América. Esta es la historia de Sir Amyas Leigh, uno de esos jóvenes caballeros, que se inicia en la piratería emprendiendo viaje hasta el Caribe para enfrentarse a la Armada de Felipe II, medir su valor con las tropas del enemigo y salvaguardar la honra de su amada Rose Salterne, perdida entre los brazos de don Guzmán de Soto. Duelos a espada, persecuciones y abordajes navales, paisajes exóticos y misteriosos tesoros escondidos pueblan esta novela, considerada el gran relato de aventuras navales del siglo XIX.
La fama de ¡Rumbo a Poniente! (en inglés Westward Ho!) es tal que da nombre a un pueblo de Devon, el único de toda Inglaterra que lleva admiración, y al internado donde Rudyard Kipling estudió y se inspiró para escribir Stalky & Co. Esta edición íntegra, traducida expresamente por Susana Carral, incorpora todos los dibujos a color que el gran ilustrador norteamericano N. C. Wyeth realizó en 1920 para la mítica edición neoyorquina de Charles Scribner’s Sons.

Descargar “¡Rumbo a poniente! – Charles Kingsley” en PDF:

Descargar “¡Rumbo a poniente! – Charles Kingsley” en Epub:

Leer “¡Rumbo a poniente! – Charles Kingsley” ONLINE:

Te Puede interesar

leer Libro gratis Maldita memoria del autor Luis Fernando Ascaso Cornago del genero Aventuras

libro Maldita memoria del autor Luis Fernando Ascaso Cornago

onciano, el soldado que no quería ser soldado; el soldado que obedecía porque era soldado; el soldado que no sabía por qué era soldado; el soldado que no entendió la razón del soldado.

Deja un comentario