Home / Eugenia Rico / libro El otoño alemán del autor Eugenia Rico
leer Libro gratis El otoño alemán del autor Eugenia Rico del genero Suspenso

libro El otoño alemán del autor Eugenia Rico

Leer Online y Descarga Gratis el libro El otoño alemán de Eugenia Rico y del genero Suspenso ,disponible en formato Epub y Pdf

Poco después de la caída del Muro de Berlín, unos amigos celebran una fiesta que parece no acabar nunca. Ilse, Fátima, Werner y Ulrich pertenecen a la generación Erasmus, que en los años noventa vive el sueño idílico de un mundo que ha abolido las fronteras y la lucha de clases. Se aman, se odian, y alguien muere. Un crimen ¿o un accidente¿ que nunca será aclarado. Aquella celebración interminable pronto acaba en tragedia, y a partir de entonces ya nada será igual. Quince años más tarde se han levantado otros muros más altos, e Ilse regresa al lugar donde todo sucedió para intentar averiguar qué pasó realmente. ¿Pero acaso existe la verdad en un mundo construido sobre mentiras? ¿Todo ha sido como lo recordamos? ¿En realidad somos quienes creemos ser? El otoño alemán es una historia de amor, celos y tortura psicológica. Pero también es una alegoría de la Europa del último siglo, y un conmovedor relato sobre la pérdida de la inocencia y el final de la juventud. Una novela de detectives donde el verdadero detective es el lector: el único que puede descubrir por qué la indiferencia es la peor forma de crueldad.
Con ella, Eugenia Rico obtuvo el XXXVIII Premio Ateneo de Sevilla, que la confirma como una de las voces más destacadas de la reciente literatura española.

Descargar “El otoño alemán – Eugenia Rico” en PDF:

Descargar “El otoño alemán – Eugenia Rico” en Epub:

Leer “El otoño alemán – Eugenia Rico” ONLINE:

Te Puede interesar

leer Libro gratis El contrato del autor C. J. Lea del genero Suspenso

libro El contrato del autor C. J. Lea

Ella quiere deshacerse de su esposo y el asesino que contrató es justo el hombre para el trabajo, ¿o no lo es?. En el segundo en el que él entra al lugar, ella empieza a tener sus dudas. Quizá debió esperar, quizá debió contratar al otro, pero ya es demasiado tarde y ahora su esposo es el menor de sus problemas.

Deja un comentario