Home / Histórico / libro La herejía cátara del autor Jesús Ávila Granados
leer Libro gratis La herejía cátara del autor Jesús Ávila Granados del genero Histórico

libro La herejía cátara del autor Jesús Ávila Granados

Leer Online y Descarga Gratis el libro La herejía cátara de Jesús Ávila Granados y del genero Histórico ,disponible en formato Epub y Pdf

Hace mil años, en el corazón del mundo occidental, brotó una simiente sociocultural y filosófica que hizo temblar los cimientos de la Iglesia: el catarismo. La religión cátara era espiritual, desprovista de culto y de templo; la Naturaleza constituía el marco ideal para elevar los rezos al dios de la Luz -tradición celta-y, como en las religiones protohistóricas, sus altares solían elevarse en lugares que para las civilizaciones pre-cristianas eran de energía y fuerza. Una religión cristiana, basada en una idea antigua: el dualismo; una religión de conocimiento y revelación, basada en la búsqueda de perfección cristiana. Los cátaros creían en Cristo, pero no en la cruz -al considerarla un instrumento del martirio-, y leían el Nuevo Testamento, en particular el Evangelio según san Juan, y de cuyos versículos extraían lo esencial de sus creencias. Solo rezaban el Padrenuestro. No temían a la muerte; para ellos, el infierno se hallaba en este mundo.

Pero, ¿por qué fueron ferozmente perseguidos y exterminados, con más de un millón de muertos? ¿Qué movió al Papa a lanzar la única cruzada contra un territorio y gentes cristianas? ¿Qué era el Consolamentum? ¿En qué consistía Medioramentum? ¿Cómo era la ceremonia de iniciación para ser cátaro

Descargar “La herejía cátara – Jesús Ávila Granados” en PDF:

Descargar “La herejía cátara – Jesús Ávila Granados” en Epub:

Leer “La herejía cátara – Jesús Ávila Granados” ONLINE:

Te Puede interesar

leer Libro gratis El átomo de Dios del autor Fernando Claudín del genero Histórico

libro El átomo de Dios del autor Fernando Claudín

En los tiempos bíblicos, un joven escriba hebreo descubre casualmente la identidad de Dios...

Deja un comentario