Home / Fantástico / Libro La vuelta a casa de Beorhtnoth, hijo de Beorhthelm del autor J. R. R. Tolkien
leer Libro gratis La vuelta a casa de Beorhtnoth

Libro La vuelta a casa de Beorhtnoth, hijo de Beorhthelm del autor J. R. R. Tolkien

Leer Online y Descarga Gratis el libro La vuelta a casa de Beorhtnoth, hijo de Beorhthelm de J. R. R. Tolkien y del genero Fantástico ,disponible en formato Epub y Pdf

En agosto del año 991, durante el reinado de Æthelred II, se libró una batalla cerca de
Maldon, en Essex. De un lado, la fuerza de defensa de Essex, del otro una hueste vikinga que
acababa de saquear Ipswich. Los ingleses estaban dirigidos por Beorhtnoth, hijo de Beorhthelm,
el duque de Essex, un hombre célebre en su tiempo: poderoso, orgulloso, audaz. En aquel
entonces era viejo y canoso, pero vigoroso y valiente, y su blanca cabeza sobresalía de entre las
de los demás hombres, ya que era excepcionalmente alto1. Los “Daneses” –en esta ocasión
probablemente noruegos en su mayor parte- estaban dirigidos según una versión de la Crónica
Anglo-sajona, por Anlaf, famoso en la saga nórdica y en la historia como Olaf Tryggvason, que
más adelante llegó a ser rey de Noruega2.

Descargar “La vuelta a casa de Beorhtnoth, hijo de Beorhthelm – J. R. R. Tolkien” en PDF:

Descargar “La vuelta a casa de Beorhtnoth, hijo de Beorhthelm – J. R. R. Tolkien” en Epub:

Leer “La vuelta a casa de Beorhtnoth, hijo de Beorhthelm – J. R. R. Tolkien” ONLINE:

Te Puede interesar

leer Libro gratis Demon Torithánatos del autor José Manuel De la Fuente Ríos del genero Fantástico

libro Demon Torithánatos del autor José Manuel De la Fuente Ríos

RESEÑA: Demon Torithánatos nos presenta un multiverso con seres más o menos mágicos que saltan de un plano de la realidad a otro. Mirabella es una refugiada que escapó de un mundo destruido por una plaga de zombis y busca respuestas en los otros planos, que no están pasando por mejor suerte. Esta novela, primera de una saga de aventuras interplanos, incluye adaptaciones de relatos publicados en el fanzine Lee Los Lunes, y a ratos pretende ser humorístico (el autor está convencido de que a veces lo consigue, pero el editor no se hace responsable de este extremo).

Deja un comentario