Home / El diario de Nikki (6) / libro Una rompecorazones no muy afortunada del autor Rachel Renée Russell
leer Libro gratis Una rompecorazones no muy afortunada del autor Rachel Renée Russell del genero Infantil y Juvenil

libro Una rompecorazones no muy afortunada del autor Rachel Renée Russell

Leer Online y Descarga Gratis el libro Una rompecorazones no muy afortunada de Rachel Renée Russell y del genero Infantil y Juvenil ,disponible en formato Epub y Pdf

La vida cotidiana de una simpática chica, cuyo diario narra sus alocadas aventuras. Cada uno de los libros de esta serie está lleno de humor, amistad y romance.

La fiebre de San Valentín ha invadido la escuela de Nikki. El amor flota en el aire. Pero ¿por qué los estudiantes están tan obsesionados con este asunto? ¿Por qué a todos –incluyendo a sus mejores amigas Chloe y Zoey– les interesa tanto el baile que se celebrará en la prepa para celebrar el día de los enamorados? A ella le parece que se trata de una tontería romántica en la que no desea participar. Sin embargo, cuando Brandon, su amor secreto, parece interesado en ir al baile, Nikki considera que sería su pareja ideal y hará todo para conseguir que él la lleve. Claro que no será tan fácil, sobre todo porque su archienemiga, Mackenzie, está rondando cerca con malas intenciones. Nikki tendrá que echar mano de toda su astucia para lograr sus objetivos y salirse con la suya.

Descargar “Una rompecorazones no muy afortunada – Rachel Renée Russell” en PDF:

Descargar “Una rompecorazones no muy afortunada – Rachel Renée Russell” en Epub:

Leer “Una rompecorazones no muy afortunada – Rachel Renée Russell” ONLINE:

Te Puede interesar

leer Libro gratis No me ames del autor Ariel Méndez del genero Infantil y Juvenil

libro No me ames del autor Ariel Méndez

No me ames pues, no soy lo que piensas La oscuridad me ha traído hasta ti, sin si quiera preguntarme Me ha tirado de los pies por la conformidad en la que abundaba mi existencia No me ames pues, literalmente me estoy destrozando No me ames, hasta que tengas el valor de matarme.

Deja un comentario